Una Red de sensores es una conjunto de dispositivos conectados entre sí inalámbricamente que miden determinados valores en función de los sensores que tienen conectados y que envían estos valores a un nodo centralizado que se encarga de procesar y actuar en función de esos datos.

La magnitudes que se pueden medir van desde temperatura, humedad, consumos, valores de O2 pasando por la detección de eventos para seguridad como la presencia de intrusos, rotura de cristales, vibraciones…

Las posibilidades abarcan prácticamente todos los campos que podamos imaginar y son una apuesta que, en el ya presente, podemos encontrar todos los días en múltiples contextos.

En Grupo Vermon aunamos nuestra conocimiento y experiencia en la programación personalizada junto con los sensores para ofrecer redes Inteligentes capaces de aportar grandes volúmenes de datos que pueden ser consultados en cualquier parte a través de un navegador web y que nos avisan (email, teléfono, sms..) si se producen alarmas dignas de mención. Estos datos convenientemente recogidos y con los informes adecuados pueden suponer una fuente de información de gran aporte para mejorar su productividad, controlar sus procesos de fabricación, rendimiento de personal… y un amplio espectro de aplicaciones más.

Grupo Vermon se encarga de seleccionar el hardware más acorde con sus necesidades, de programar los sensores según los requerimientos funcionales, de la instalación de los mismos y de captar, procesar y mostrar los informes personalizados que se requieren de la red inteligente de sensores.

Es un paso más de la simple monitorización ya que se puede programar el sistema para que actúe en función de los valores medidos. Podemos parar un riego automático si la previsión del tiempo es de lluvia, podemos parar toda una instalación si un determinado sensor se sale de los rangos de tolerancia o lo que es mejor dejar funcionar solo lo que estemos seguros no se puede ver afectado por una eventual avería.

Los campos de aplicación son muy variados: